MENU PRINCIPAL...

Bombillas de bajo consumo, sí, pero ojo con el mercurio

No hay comentarios:
Una multitud de ciudadanos hace cola para recibir su bombilla de bajo consumo. | Carlos García

elmundo.es | Madrid
Actualizado miércoles 22/07/2009 12:31 horas

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha iniciado una campaña activa para que las bombillas de bajo consumo lleguen a los hogares españoles. Mediante un vale incluido en la factura de la luz, los consumidores pueden obtener una bombilla en su oficina de Correos. Más de 750.000 hogares tienen ya una en sus manos. Un primer paso hacia el ahorro del consumo eléctrico y la eficiencia energética, beneficioso tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.

Sin embargo, una vez que llegan al final de su vida útil, las bombillas de bajo consumo deben tratarse adecuadamente. Su contenido en mercurio resulta altamente tóxico tanto para la salud humana como para la del planeta. "Nadie del Ministerio está haciendo esta advertencia", denuncia Leticia Baselga, responsable de residuos de Ecologistas en Acción.

La bombilla es inocua mientras se mantenga intacta. El problema llega cuando se rompe, algo que puede ocurrir si el usuario la desecha, erróneamente, en el contenedor de vidrio o en la basura doméstica. "Al romperse, libera vapor de mercurio. Si algo caracteriza al mercurio es que es capaz de viajar muy rápido y a grandes distancias. Puede llegar al Árico. También puede caer al agua y ser ingerido por los peces que luego comemos los humanos", advierte la ecologista.

Los ecologistas dan la bienvenida a la iniciativa de Miguel Sebastián de distribuir gratuitamente bombillas fluorescentes, que permiten reducir emisiones de dióxido de carbono, pero critican el hecho de que nadie esté advirtiendo de su toxicidad y de cómo y dónde deben ser depositadas una vez gastadas.

Por ser un objeto eléctrico, estas bombillas deben ser desechadas en los Puntos Limpios. Sin embargo, Ambilamp, la sociedad sin ánimo de lucro fundada por un grupo de fabricantes, tiene un sistema de recogida específico para estos residuos. Concretamente, Ambilamp ha dispuesto unos contenedores en los principales hipermercados con este fin. Se puede consultar por el punto de recogida más cercano en el teléfono 900 102 749.

En cualquier caso, en caso de romperse una bombilla dentro de la casa, "hay que ventilar muy bien, alejarse inmediatamente para intentar no respirar el vapor y luego tirarla en un contenedor específico", ya sea de un Punto Limpio o de Ambilamp, comenta Baselga.

Plástico biodegradable, ayudando al medio ambiente

No hay comentarios:
Ya hemos explicado qué son los materiales biodegradables así como, también, sabemos que son una excelente alternativa para ayudar a nuestro medio ambiente. El plástico biodegradable es uno de estos materiales y su utilización, afortunadamente, va en aumento.

plasticobiodegradable Imagen de anillo de plástico biodegradable: bre

Prácticamente todo lo que compramos hoy en día es de plástico ya que se trata de un material muy práctico. Y para la mayoría de los productos es mejor (si lo pensamos desde el punto de vista medioambiental) que la utilización de aluminio o de otros metales. Además, es imposible de sustituir por madera o por otras fibras. La panacea sería encontrar un material con propiedades tan útiles como las del plástico y sin ningún inconveniente. Pero, por el momento, contamos con el plástico y lo que tenemos qué aprender es qué plástico debemos utilizar. Obviamente, el plástico biodegrable porque así estaremos ayudando al medio ambiente .

Greenpeace tiene una lista muy útil de los mejores y de los peores plásticos y por qué razones. Los polímeros biodegradables son los mejores.

Los polímeros biodegradables (llamados “bio” porque provienen de la celulosa de plantas o de almidón, y no del petróleo) suelen utilizar los componentes menos tóxicos, no emiten gases ni otras sustancias tóxicas para el medio ambiente durante la vida del producto y utilizan el mínimo de energía fósil para su fabricación.

El plástico biodegradable es primera y la mejor opción. Investigadores de la Universidad de Warwick han fabricado carcazas de teléfonos móviles a partir polímeros biodegradables. Este es sólo un ejemplo pero así hay varios y se trata de proyectos revolucionarios que han requerido una considerable investigación para poder ser desarrollados.

Por último, cabe destacar la importancia del reciclaje del plástico. Reciclar plástico es muy sencillo, además de ser mucho más económico que el plástico vírgen. Pero, independientemente del precio es un modo de volver a aprovecharlo sin desecharlo.

Lo fundamental es tener conciencia de que utilizando plástico biodegradable estaremos ayudando al medio ambiente. ¿No cuesta tanto, verdad?

Vía | DeFormat

Mi lista de blogs